Librea de Valle Guerra

La Librea de Valle de Guerra es un símbolo, una seña de identidad del pueblo de Valle de Guerra. Cada año se involucran 250 personas, entre intérpretes, equipo de dirección escénica, músicos y colaboradores. La tradición se transmite de generación en generación, de progenitores a hijos.

En Valle de Guerra y Barlovento se representa de forma simbólica la batalla de Lepanto. Se trata de una escenificación ritualizada en la que se aúnan hechos históricos y religiosos que se plasman en teatro popular canario.
La representación del auto sacramental ha ido cambiando con el transcurso del tiempo.

La Librea de Valle de Guerra forma parte del ADN de los valleros.

"Un símbolo, una seña de identidad del pueblo de Valle de Guerra"

¿Qué es?

La Librea de Valle de Guerra es un auto sacramental, de 80 minutos de duración, que constituye un homenaje a los soldados canarios que participaron en la crucial batalla de Lepanto (acaecida en 1571), liderados por el capitán palmero Francisco Díaz Pimienta, y cuyo victoria ellos atribuyeron a la divina intercesión de la Virgen del Rosario. La Librea de Valle de Guerra es, asimismo, una conmemoración de la victoria de los cristianos en la batalla de Lepanto, entre la escuadra turca al mando de Alí Bajá y la liga cristiana integrada por Estado Pontificio, Venecia y España, liderada por Juan de Austria.

¿Cuándo?

La Librea de Valle de Guerra se celebra el primer sábado más cercano al 7 de octubre de cada año en honor a la virgen del Rosario. Este año se celebra el sábado 5 de octubre del 2019, a las 22 horas.

¿Dónde?

La Librea de Valle de Guerra se desarrolla como cada año en la plaza anexa a la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, que es parroquia del pueblo desde 1925. La nueva iglesia se inauguró en 1965. Por iniciativa del artista vallero, Juan Cairós, se pone en marcha el proyecto Gran Mural fruto del cual se decora, en septiembre del 2014, la fachada sur del pabellón de Valle de Guerra, que da para la plaza del pueblo, escenario de la representación de la Librea. Con un diseño del propio artista, el grafitero, Eloy Fernández, ejecuta la gran pintura que sirve de fondo escénico. En ella vemos a dos galeras, una cristiana y otra turca, en claro homenaje a La Real de Juan de Austria y La Sultana de Alí Bajá, en el mar y a punto de embestir, bajo el manto luminoso de la Virgen del Rosario.

Nuestros patrocinadores

Cerrar menú